lunes, 10 de noviembre de 2008

Curso básico de proyectos

Por: Helio Piñón
PREÁMBULO
El nuevo emplazamiento de este curso en el segundo año de la carrera, y el cambio de carácter de la enseñanza deproyectos en el marco de la formación del arquitecto, han sido factores determinantes de la reorientación que este programa supone en la trayectoria de la cátedra. Las bodas de plata en la docencia no son ajenas, debo reconocerlo, a la rectificación: la perspectiva temporal pone en su sitio las erupciones estilísticas que cada poco aparecen como respuesta
de la cultura a las fluctuaciones del espíritu contemporáneo. Así, el programa que sigue intenta responder al nuevo plan de estudios y acusar, a la vez, el influjo de las nuevas mitologías
que movilizan las conciencias de los profesionales. Pero, antes de pasar a relatar los ejercicios concretos que vertebran el curso, quiero esbozar el marco de mitos y valores con que va a encontrarse el alumno que se inicia en la tarea de proyectar. Y, naturalmente, esbozaré los principios básicos de la idea de arquitectura que subyace en la propuesta. No creo pecar de inoportuno al hacer estas puntualizaciones, ni quisiera resultar pedante por avanzar mis ideas; pero no están los tiempos para abusar del sobreentendido, sobre todo si no se
quiere incurrir en esa complicidad amable que a la postre genera las mayores confusiones.
El alumno nos llega ahora más virgen, si cabe, y más vulnerable, por tanto. Equipado con una mentalidad en general conservadora, se ha enfrascado en unos estudios dondeel proyecto ha dejado de ser la actividad totalizadora que sintetiza en la forma los requisitos del programa, y debe cumplir a la vez con las prescripciones de las ciencias afines. El estudiante se encuentra, por el contrario, con una carrera .generalista. que trata de cobijar unas disciplinas cuyo estado
de desarrollo supera la capacidad de cobertura de los cursos. Se diría que el objetivo fundamental del nuevo plan es desafiar la paradoja que supone saber de todo sin saber de cada cosa. Lo que causa perplejidad en el alumno no es tanto la falta de identidad de los estudios como lo difícil que le resulta saber para qué se le adiestra. Así, el proyecto aparece ahora como una asignatura, dotada como la que más, justo es reconocerlo, adornada con una troncalidad nominal a la que una asignación de tan sólo seis horas semanales de docencia se encarga de desmentir.Ni siquiera es ya la actividad a la que el alumno dedica más tiempo, valga cuanto deba la noticia estadística. ero no seré yo quien cuestione ahora lo que se ha conseguido tras muchos años de reuniones. Lo enuncio como parte del contexto en que surge el programa que al final he de proponer. El hecho es que tenemos a un estudiante más joven, con buenas calificaciones en asignaturas de ciencias, poco tiempo para aprender a proyectar y un panorama de perspectivas profesionales tan variopinto como incierto.

PREÁMBULO
UN JUICIO SOBRE EL PRESENTE
SENDEROS DE GLORIA
POSMODERNISMO ORTOGONAL Y MANIERISMO DE RETORNO
VIGENCIA DE LO MODERNO
APOLOGÍA DE LA VISUALIDAD
ARTESANOS Y CREADORES
CRÍTICA DE LA INNOVACIÓN CONSTANTE
IMAGINAR Y CONCEBIR
EL ESPACIO ANIMADO
ESTRUCTURA DEL PROGRAMA Y FORMALIDAD DEL SITIO
LA TECTONICIDAD NECESARIA
EL ESPACIO DEL SOPORTE
LA CONCEPCIÓN Y LA FORMA
CODA PARA RETICIENTES
PROGRAMA
EJERCICIO 1
COMENTARIO
EJERCICIO 2
COMENTARIO
EJERCICIO 3
COMENTARIO
EJERCICIO 4 Y 5
COMENTARIO
EJERCICIO 6
CUESTIONARIO
EPÍLOGO
UN FUTURO PARA LA ESCUELA
LOS SÍNTOMAS DE UNA SITUACIÓN CRÍTICA. EL PFC
DOS REFERENCIAS RECIENTES
UNA CARRERA GENERALISTA
LA HORIZONTALIDAD NECESARIA
DOS PALABRAS SOBRE EL PROFESORADO
UN FUTURO PARA LOS DEPARTAMENTOS
ÍNDICE
APÉNDICE I
SOBRE ARQUITECTURA Y HUMANISMO
APÉNDICE II
LAS PALABRAS Y LAS OBRAS

http://tinyurl.com/6rahcb
Copiar y pegar el enlace en el navegador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada